Acción

Juan M. Moliner
3-enero-2014
El pasado 19 de diciembre deje el “Hotel del H. Clínico" con terraza y vistas al mar, de vez en cuando bajaba los toldos rayados de color azul y blanco para que no molestara el sol de la mañana. Por fin estoy de vuelta en casa recuperándome rápidamente. Mi filosofía de vida ha cambiado desde mi última instancia, ya que sientes en carne propia y ajena cual vulnerables somos. Lo peor es que mi compañero al cual cuide muchas horas se ha ido para siempre. Lo mejor es la gente buena que te rodea, haciendo todo lo imposible por atender al paciente. La conclusión después de verle las orejas al lobo muchas veces es que quiero vivir al día con ilusión y aceptando lo que me venga con actitud positiva. Gran parte de mi cambio se lo agradezco a mi hija Paula que me hizo llegar el discurso de una persona muy relevante.
  • Fernando
    Fernando ha hecho un clap
    10 de junio de 2014
  • Miguelo
    Miguelo ha hecho un clap
    8 de enero de 2014
  • Noelia
    Noelia ha hecho un comentario
    4 de enero de 2014
    Como me alegro... Inteligente conclusión Juan! así si... muchos besitos!
  • Noelia
    Noelia ha hecho un clap
    4 de enero de 2014
  • Jorge
    Jorge ha hecho un clap
    3 de enero de 2014
Siguiente
Cargando.
Espere por favor...